22/8/07

Paella valenciana en cazuela

 

Receta y guiso

Este plato contundente y laborioso es realmente un placer para aquellos a los que nos gusta meternos en la cocina y con la excusa de hacer un plato como éste, aprovechar, para hacer otros menores al mismo tiempo y así echar una mañana de domingo entre pailas, sartenes o paellas, como se le quiera llamar. 


Se pasa con un chorrito de aceite la carne de cerdo, la de pollo y la de conejo, por separado cada una de ellas y apartando conforme se doran las piezas de los distintos bichos. En el aceite mezclado con la grasa y algo de agua que han soltado anteriormente, o sea el mejunje, se fríen los ajos y el tomate. Al mismo tiempo se va haciendo un caldo de carne con hueso de jamón o con desperdicios del pollo, o con todo junto. Cuando el tomate toma un color oscurito incorporamos las judías medianas, el judión (puestas ambas variedades de judías en remojo el día anterior) y las judías verdes planas tiernas. Le añadimos el primer chorrito de caldo y dejamos que reduzca. Agregamos entonces la carne que teníamos apartada y los caracoles (limpios por supuesto). Seguimos agregando un poquito de caldo hasta que reduzca de nuevo. Echamos el arroz, yo siempre utilizo la variedad arroz bomba, le ponemos el azafrán en hebras o molido, eso va al gusto, removemos con la rasera un par de vueltas y seguimos añadiendo poco a poco el caldo que nos vaya pidiendo el guiso. Lo servimos con algo de caldo, mejor si es en cazuela de barro, así se acaba de hacer en la mesa, para que el personal que lleva rato esperando se lo sirva a su gusto, con mas caldo o mas seco.

Para que una receta salga bien, necesita tres elementos básicos: Tiempo, Dinero y Cariño. El primero es sencillo, empieza uno a cocinar bien temprano y sin ninguna prisa y ya lo tiene. El segundo es mas difícil, pero cuando se consigue el resultado es excelente. Y el tercero, en fin, hay días que amanece uno con una mala follá que no se explica, son días, yo lo soluciono en la cocina con un chatico de vino siempre a mano, a partir del tercer o cuarto vasico, la sonrisa, el amor, el cariño, la felicidad, y toda la hostia en verso aparecen y se perpetuan durante todo el guiso. Nada que no se cure luego con una buena siesta.

5 comentarios:

jackie myers dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
jackie myers dijo...

Acabo de leer tu receta para hacer paella valenciana, es muy interesante porque yo siempre pense que la paella valenciana lleva mariscos, como calamares y gambas, pero igual me equivoco.

Por cierto, me dijo alguna vez una muy querida amiga mia de Malaga que la llamo carinosamente, Tia Ana, bueno, me dijo ella que en cada casa hacen paella de diferetes maneras ella misma le gusto la paella todo con carne, sin mariscos, yo personalmente la preparo con lo que tenemos a mano, porque aqui en irlanda por ejemplo es dificil encontrar calamares y las gambas son carisimos, pero es un plato que me gusta mucho y hay que probar tu receta.

Mgl dijo...

Muchas gracias de nuevo jackie, la receta con marisco la tienes en este blog con la entrada "arroz marinero".
Muchos saludos desde Almería - España.

Anónimo dijo...

Si no es mucho pedir, me gustaría que se quitara el término "Valenciana" al referirse a esta receta...

Me explico: se aproxima bastante (desde luego, más que otras que he visto por ahí en que le echan pimientos y cebollas), y no niego que sea un arroz excelente con una gran receta, pero no es paella valenciana.

Aquí la paella se suele hacer de pollo y conejo, aunque a veces no se incluye el conejo. Pero un valenciano NUNCA le pone cerdo a la paella.

De hecho, a juzgar por la foto y la receta, coincide más con lo que por aquí llamamos "arrós caldós" (arroz caldoso), que sí se hace en cazuela de barro. La paella se llama así porque se cocina en un recipiente que en valenciano llamamos paella y en castellano sartén... por más que muchos se empeñen en llamarlo "paellera". El típico es como una sartén, pero en vez de un mango largo lleva dos asas cortas (o más sie es grande y necesita que la cojan entre varios.

Como bien dices, lo que se conoce como "paella de marisco" es el "arroz marinero", al menos, por estos andurriales, y viene de cuando los pescadores se iban a hacer las paellas, y claro, para ellos era más barato coger los "bichos" de sus redes que irse al carnicero del pueblo y comprar pollos y conejos. Y de un modo similar nació la "fideuá",que no sé cómo se dice en castellano, viene a ser una "paella marinera" hecha con cierta variedad de fideos gruesos en vez de arroz. Cuentan que se le ocurrió a un pescador que olvidó el saco de arroz en su casa pero tenía a mano unos fideos. En fin... leyendas.

Nada más, simplemente eso... una gran receta, pero no de "paella valenciana" como tal.

Anónimo dijo...

Hola, mirando paellas he visto esta receta, solo una cosa, estará muy buena y todo lo que quieras pero de paella nada, esto es un arroz caldoso, que seguro que está buenisimo pero no es paella.