24/9/07

Merluza en salsa verde

















1. Receta y guiso

Se ponen en una cazuela de barro con una miaja de aceite, la cebolleta y el ajo muy picaditos, cuando empiecen a tomar color añadimos las rodajas de merluza, previamente lavadas, limpias y salpimentadas, la pimienta molida y que sea blanca. Se va moviendo la cazuela con las manos, el vaivén que le demos será al gusto rítmico de cada cual o a los chaticos que llevemos ya encima, evitando que el bicho se pegue al fondo y ligando al mismo tiempo la salsa. Pasados unos minutos que serán mas o menos cinco, en función del tamaño de las rodajas, se les da la vuelta con cuidado de romper el bicho y se añade un buen puñado de perejil muy picadito y laurel molido. Seguimos con el ritmo de las muñecas en la cazuela unos cinco minutos mas hasta que la salsa esté mas espesita y le añadimos unos tallos de cebollino muy picado. Apagamos el fuego, dejamos reposar un par de minutos y a la mesa, que este manjar calentito, se deshace en la boca.

2. Consejo

Esta receta sirve igual para cualquier pescado blanco. Si es de gran tamaño haremos rodajas como en la receta, pero también se puede hacer con doradas, lubinas, pargos, lechas, incluso salmonetes si son grandecillos. No poner harina para espesar, ya que no es necesaria si nos trabajamos bien la salsa con el movimiento de la cazuela y picando la verdura muy pequeñita.

3. Andaba yo con la mente en mis cosas...
...mientras recibía esta misma mañana un correo de mi querido amigo Aitor en estos términos,
" Hola mis amigos melómanos:
Os envío para que la disfrutéis, la que para mí es una obra maestra. "Salve Regina" que se grabó el día de la virgen (15 de agosto en la Semana Grande de San Sebastián) de hace algunos años en la basílica de Santa María de San Sebastián interpretada por el Orfeón Donostiarra. No se si la hebéis escuchado en alguna ocasión pero os cuento el contexto. Ese día es especial porque es la única ocasión en todo el año que se interpreta esta pieza por expreso mandato de su autor el maestro L. Refice y solo puede ser interpretada por el Orfeón y en la Basílica de Santa María. La hora es a las 19:30 y es todo un espectáculo. En esta grabación se me ponen los pelos de punta cada vez que la escucho, ya que la grabación recoge de fondo los "pelotazos" auténticos de la policía disolviendo a nuestros amigos los jarrais que desgraciadamante solían aprovechar el gentío de las fiestas para liarla. Aquí se recoge el coraje de una gente que no se deja amilanar por esta gentuza y que siguió interpretando la pieza aunque fuera de la basílica pareciera que se acababa el mundo. Ese es el caráter del orfeón Donostiarra lo que hace que sea una institución dedicada al arte de la música coral desde hace más de 100 años. En fin, para mi fué un orgullo y una experiencia inolvidable poder tener el privilegio de cantar en sus filas y os quería hacer disfrutar de esta pieza. "
Os prometo que he escuchado el archivo en un sistema 5.1 y desde aquí no tengo otra que sentirme pequeño, muy pequeño ante una obra maestra interpretada con mayor maestría aún y coraje, y creedme que estas privilegiadas voces se imponen muy por encima de la barbarie. Este archivo cuando me autorize mi amigo lo distribuiré, es impresionante cómo el mas bello sonido es quien manda callar al mas lamentable ruido.
Aitor muchas gracias, ha sido un regalo inesperado, precioso y muy emotivo.

3 comentarios:

Checho dijo...

mmmm, debe estar riquísimo...

Mgl dijo...

cuando quieras estás invitado checho. gracias.

Irène dijo...

Me viene la escena de "El pianista" que no deja de tocar a Chopin aunque la emisora retumba por el estallido de las bombas.
Es como la lucha de la belleza contra el horror.