11/9/07

Ajoblanco

 
1. Receta y arreglo

Ajoblancos hay tantos como comarcas, según mi admirado Carlos Herrera. Y lleva razón, yo hago el que se ha hecho en casa de mis mayores (y en la de casi todos los almerienses) desde siempre, pero es verdad que lo he probado con multitud de variables según el pueblo o ciudad donde haya tenido ocasión. Bueno, vamos al arreglo, se ponen a machacar en un mortero (en la batidora sale de muerte) las almendras peladas, un par de dientes de ajo, miga de pan blanco mojado en agua, aceite, vinagre y sal. Batimos y batimos y seguimos batiendo, hasta que quede cremoso como para untar en una rebanada de pan y sin notar en el paladar los trocitos de almendra. Se puede acompañar con uvas, y un chatico de vino al colmo como aparece en la foto. Acompaña perfectamente a los pescados, en Almería es frecuente encontrarlo en compañía de unos salmonetes fritos, pero también está delicioso con melva en aceite, o sobre la tortilla de patatas (otra vez aparece el chatico).


2. Consejo

El ajoblanco se puede conservar en la nevera en un recipiente de cierre hermético, pero no mas de una semana, porque aunque tarda mas en ponerse malo, a los cinco o seis días empieza a coger un sabor pelín avinagrao, y como hay gente que coge el caracter de las cosas que come, por si acaso hagamos menos cantidad y consumamos a diario este delicioso arreglo.

3. Andaba yo con la mente en mis cosas...

Cuando me acordé de un informe sobre datos de población que cayó en mis manos recientemente, donde además de dar toda suerte de datos estadísticos para decir simplemente que en la población mundial aumenta de forma espectacular el número de individuos que eligen la soltería como forma de vida. Pero lo que realmente, me llamó poderosamente la atención, fué en la parte en la que hablaba de la cadena de supermercados Aeon en Japón, especializada en un público "single", para los cuales posee una gama de verdura enana para que los solteros no tengan el engorro de guardar media coliflor, cuarto y mitad de lechuga o una mihititilla de zanahoria. Todo esto en formato mini, por supuesto.
También hablaba de la cadena de supermercados Monop de París, especializados en todo tipo de alimentos congelados, precocinados e incluso frescos en porciones individuales, parece ser que puedes encontrar hasta foi gras empaquetado para uno solo. Y así cuantiosos ejemplos por distintas partes del mundo.
Hace ya mucho tiempo que venimos comprando comida en formato estándar y conservando posteriormente en porciones individuales, para las cuales hay un mundo entero de todo tipo de bolsitas y recipientitos para guardar, o congelar, o precocinar.
El mercado del colectivo single es codiciado por los profesionales del marketing que ven en él un nuevo filón de consumidores, mas atentos a su tiempo de ocio , a su aspecto personal o a sus relaciones ocasionales lejos de compromisos eternos, que a otras inquietudes mas tradicionales como familia, hijos, plan de pensiones, cuñadas, casita en las afueras, suegras, coche monovolumen, colegios pa los enanos, etc.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya vaya... me voy a leer tus recetas, a ver si mejora mi dieta!!! un abrazo
Luis Vera

Mgl dijo...

Querido amigo, mis recetas son excelentes, no milagrosas. Quicir, no basta con leerlas, hay que ponerse el mandil y mancharlo.
Gracias y otro abrazo para ti

Loladealmeria dijo...

A mi Miguel también me gusta mucho el ajoblanco, y como bien dices cada uno tiene su librillo, pero en lo que todos coincidimos, es en el chatico vino y si es de Almeria.....ni que decir ¡¡¡¡
Saludos paisano.