3/7/10

Arroz negro con gulas



1. Receta y guiso

De todos los platos que se puedan cocinar con arroz y que mis papilas hayan podido degustar, sin duda alguna este es mi preferido. El sabor de la tinta de los cefalópodos se introduce en el grano de arroz mejor que ningún otro mejunje.
Bueno, al guiso, limpiamos muy bien la jibia y el calamar, guardando las bolsitas (o bolsazas que ha veces el bicho viene cargao) de tinta para más después. En una paila sofreímos con muy poco aceite la jibia y el calamar muy troceaditos, con un par de ajos picaditos, y el fuego al mínimo para que los bichos se cuezan el el aceite y el mismo agua de mar que van soltando. Fuera aparte, hacemos un caldo hirviendo el agua, con las cabezas y la piel de las gambas, y si tenemos a mano hueso de cabeza de rape o cabeza de merluza (esto último parece un insulto), también se lo echamos al caldo. Cuando la jibia esté doradita añadimos el arroz dándole unas vueltas con la rasera, en ese momento vertemos sobre el arroz y con mucho cuidado la tinta de las bolsas de los bichos y vamos vertiendo caldo según nos pida el arroz, finalmente añadimos las gambas peladas, los mejillones cocidos sin la concha y las gulas, removemos un poco y dejamos reposar a fuego lento unos quince minutos. Yo nunca uso medidas para el arroz y el caldo, lo suelo hacer a ojo de buen cubero, y sobre todo para este plato que debe quedar meloso, o sea con el almidón que va soltando el grano, de textura parecida a la miel. Se sirve en la mesa adornando con los mejillones abiertos, limón y con generosidad en la ración, ya que es la receta de arroz en la que mas repiten cucharón los agradecidos comensales.

2. Consejos

Siempre mezclo la jibia y el calamar en el arroz negro porque la mezcla de sabor de las dos tintas le confiere al plato un sabor característico como pocos. Los dos bichos tienen que estar frescos, porque si se congelan la tinta queda granulada (y no liquida) al descongelarlos, o sea que no nos sirve. Nunca echar la bolsa de tinta directamente a la sartén, si no con mucha destreza, romperla encima para que al guiso le caiga el liquido solamente y no la bolsa que lo contiene, porque se solidificaría dentro y haría el mismo efecto que si estuviera congelado, o sea un desastre, aunque cierto es que hasta que yo llegué a enterarme de esto destrocé unos cuantos guisos.

3. Andaba yo con la mente en mis cosas...

...y reflexionando sobre temas tan complejos como la libertad y esas cosas...me puse a ojear curiosidades como un informe del Cato Institute sobre los países con mayor libertad económica, y me topé con el puesto nº 44 que ocupa España de 141 países que componen el informe , compartiendo tan especial honor con México; Guatemala o Mongolia, y por detrás de Portugal con el 38, Irlanda con el 9, Islandia con el 11, los países escandinavos se mueven entre el 15 y el 22, Suiza el 4, Alemania el 18, Chile el 11, Nueva Zelanda el 3, Corea del Sur el 32, El Salvador el 18, Panamá y Costa Rica el 30...en fin, un puesto desastroso para un país que juega la Champions League de la economía según palabras de su querido presidente Sr. Schumacher (o zapatero en castellano, que como estoy con el rollo internacional). Pues bien un país que se quiera considerar libre y competitivo, o que tiene en su objetivo salir de la mierda y alcanzar las tan deseadas libertades, pasa por adoptar políticas basadas en la libertad para escoger como ganarte la vida, el intercambio voluntario, la libertad de competir, y la seguridad de la propiedad privada. Lo demás son estupideces como las que nuestro querido presidente nos tiene acostumbrados desde hace seis lamentables años, en los que nos ha metido en un sistema con un feroz intervencionismo por parte del Estado, la mayor inseguridad jurídica de toda Europa, y políticas sociales que benefician a toda la panda de subsidistas profesionales, y claro, con el consiguiente aumento de la presión fiscal a los individuos que trabajamos y aportamos.
Post data...el puesto 135 del informe sobre libertad económica lo lleva con sumo orgullo, el querido amigo de Zapatero, Hugo Chavez. Con dos c...

4 comentarios:

crismas dijo...

Hola Miguel, he tomado nota de tan suculento arroz, ya que soy una adicta a los arroces me gustan todos jejeje...pero, este tuyo tiene una pinta ummmmmmmmmm...
Saludos cris

Miguel dijo...

A mi es el que me mas me gusta Cris, pero de arroz me lo como tóóó
Saluditossss

Gitanilla dijo...

Hola Miguel!! Acabo de conocer tu blog y menudo descubrimiento! Un mundo de buenas recetas y sabores que se me ha presentado de repente. Llevo un buen rato echando un vistazo a tus comidas y qué suculentos! Comparto contigo mi afición por este tipo de arroz bomba, así que te escribo en el que más me gusta, el arroz negro. Te sigo desde ya!

besitos

Miguel dijo...

Hola Giatnilla, muchas gracias por venir y por tus comentarios, yo también te sigo desde hace unas semanas y me gusta mucho tu blog.

A mi también es el arroz negro el que mas me gusta de todos (por eso es el que mas bueno me sale jejejeje), en esta ocasión se me ocurrió ponerle unas gulas y el resultado fué espectacular...modestia aparte, es cierto pruébalo y verás.
Un beso.