12/10/07

Calamar encebollado

1. Receta y guiso 
 
Este es un plato sencillísimo de elaborar, económico y capaz de sorprender al mas exquisito paladar, ideal cuando tienes invitados y quieres quedar como un cocinero/a de alta alcurnia. En fin, al lío. Se corta la cebolla en juliana y los dientes de ajo enteros con un corte en la mitad, tal y como aparece en la foto de abajo, y se ponen en la sartén a pochar con un poco de aceite. El calamar que sea de tamaño medio, se limpia un poco por dentro (la piel de fuera ni tocarla), se corta en anillas y se añade a la sartén cuando la cebolla empieze a dorar. Se añade vino blanco y una copita de brandy (tampoco está de mas servirse uno otra copita de lo que se le antoje, que dice el refrán que en todos los trabajos se fumaba antes de este gobierno), se reduce el fuego al mínimo se tapa la sartén y se deja hacer muy lentamente. Al mismo tiempo en se cuecen unas patatas con agua, sal y una hoja de laurel, y cuando estén a media cocción se añaden al guiso. Cuando el calamar esté casi tierno se añaden las almejas y cuando se abran estas, el plato estará a punto para servir.

2. Consejo


Ser generoso con la cebolla en este plato, que el bicho esté lo mas fresco posible, y comer rápido porque los comensales suelen devorar esta exquisitez con tal avidez que a veces acojonan. En serio que es una delicia para el paladar y muy sencillo y barato. 

3. Andaba yo con la mente en mis cosas... 


 ...y
aunque no me gusta reproducir artículos en el blog, al leer este de José Chinchetru en Libertad Digital, no he podido resistirme. Ahí va...
Mientras no aprendamos a dejar de discutir sobre "cuánto socialismo" y comencemos a pensar que el Estado no tiene derecho a cobrarnos por el mero hecho de contratar un servicio a una empresa privada no avanzaremos.Una vez más, el Congreso de los Estados Unidos ha aprobado una moratoria fiscal al acceso a Internet. La comisión judicial de la Cámara de Representantes ha decidido que la exención de impuestos a las conexiones se prolongue durante cuatro años más. Si esta no es permanente se debe a que los demócratas (cada día más parecidos a la izquierda europea) se oponen a ello. La pregunta que plantea un senador republicano, que no comprende por qué los miembros del otro gran partido estadounidense consideran positivas unas conexiones libres de impuestos durante un cuatrienio más pero no de forma permanente, no puede ser más pertinente.
Mientras tanto, en la vieja Europa en general y en España en particular seguimos aferrados a unos ineficientes modelos basados en el consenso socialdemócrata (impuestos, impuestos, impuestos) y sin querer mirar a la realidad a la cara. La penetración de Internet en la otra orilla del Atlántico es muy superior que en esta. Sin embargo, lejos de querer engordar las arcas públicas cargando de tasas el acceso a la Red, los legisladores son conscientes de que mantener una fiscalidad cero en esta materia beneficia a los ciudadanos y puede hacer que todavía más personas se conecten. Todo lo contrario que aquí.
Pero el consenso socialdemócrata no se queda tan sólo en los políticos. También los afectados por la voracidad impositiva oficial parecen negarse a ver la realidad. Muchos internautas son conscientes de que el 16% de IVA que sufrimos en España para poder conectarnos en muy alto, pero no llegan a plantearse que lo correcto sería la ausencia de este impuesto o de cualquier otro. Bueno, hay
quien sí lo ve. La única ocasión en que ha habido cierta movilización referida a esta cuestión la campaña planteaba una reducción del IVA al 7%. A sus promotores ni se les pasó por la cabeza solicitar que dicha carga fiscal desapareciera del todo, o que se limitara al tipo "super reducido" del 4%.
El consenso socialdemócrata del que participan todos los partidos y la mayor parte de la población española, y de casi toda Europa Occidental, es una traba para el desarrollo de Internet en nuestro país (en realidad es una traba para muchas otras cosas, pero en este caso resulta especialmente evidente). Los impuestos encarecen las conexiones a Internet, haciendo que muchas personas decidan que no les compensa contratar una en su casa. Pero da igual, aunque el daño sea evidente, las anteojeras ideológicas son más poderosas que la razón.
Mientras no aprendamos a dejar de discutir sobre "cuánto socialismo" y comencemos a pensar que el Estado no tiene derecho a cobrarnos por el mero hecho de contratar un servicio a una empresa privada no avanzaremos. Si realmente se aspira a una generalización de Internet en España es necesario tomar una serie de medidas. Y entre ellas debe estar el aprender de Estados Unidos y permitir un acceso a la red libre de impuestos.


No hay comentarios: