17/2/08

Paté de hígado





1. Receta y arreglo


Es la primera vez que me he atrevido a preparar un paté, la receta me la manda Lola, una excelente y vocacional cocinera, y paisana de Roquetas de Mar.
Ponemos a pochar la cebolla muy picadita con mantequilla y una gota de aceite de oliva, troceamos los higaditos de pollo y el jamón york en taquitos, y cuando la cebolla esté dorada los agregamos. Les damos unas vueltas y le añadimos las hierbas, un poco al gusto de cada cual, le va bien el orégano, tomillo, romero, laurel, perejil, o todo junto, y pimienta al gusto. Añadimos un vaso de vino blanco y una copita de brandy y lo dejamos unos diez minutos a fuego lento. Yo me he permitido de la receta original que tan amablemente me ha proporcionado Lola, una pequeña variación, que consiste en una punta de pimiento rojo seco en los últimos minutos para que cueza un poco sin perder su sabor ni condicionar al resto de sabores. Una vez que la cocción ha terminado lo pasamos todo por la batidora hasta conseguir una textura lo mas parecida posible a una crema, lo pasamos a un cuenco de barro y le ponemos gelatina de cocinar por encima, cubrimos bien y al frigo que esté bien frío antes de probarlo.
Lo podemos acompañar, para darnos un banquete pantagruélico, con bacalao; arándanos; anchoas; hueva de lumpus; melocotón en almíbar; pimientos asados..o lo que se tercie. Podemos utilizarlo como ingrediente para otros platos como la pasta o cualquier relleno, y podemos elaborarlo con multitud de sabores como roquefort, vino, pimienta, atún y todo lo que dé nuestra imaginación.


2. Consejos

La gelatina no es realmente necesaria, pero conserva el paté muy bien, yo no puedo ni tocarla porque me produce una rara alergia, pero a quien le guste y la aguante es lo mejor para conservar el paté y ademas le da un gran aspecto para la presentación del plato.
 3. Andaba yo con la mente en mis cosas...
 Y recordaba cuando me planteé crear este blog con la única intención de compartir mis quehaceres en la cocina de mi casa con mis amigos, jamás llegué ni a soñar que recibiera visitas de casi todos los rincones del mundo, que personas de lugares muy remotos me enviaran recetas suyas o me pidieran recetas o consejos a mi. Internet si es la verdadera revolución, compartir información en tiempo real con personas anónimas de cualquier lugar del mundo. Información de todo tipo, todo aquello que nos interese, ahora tenemos la oportunidad de encontrarlo inmediatamente y en cantidades industriales. El paté, que era algo para mi complejo y difícil de hacer, gracias a este medio he podido hacerlo, y gracias a una persona que vive en el mismo pueblo que yo, y a la que seguramente no habría conocido de no ser en internet... curioso ehh!. Toda novedad siempre produce un rechazo de entrada, en la mayoría de las personas, tendemos al inmovilismo o simplemente somos animales de costumbres. Yo siempre tuve una gran avidez por conocer, aprender, descubrir y todo lo que suponga una novedad o cambio, mi disposición natural es aceptarla por el simple hecho de ser algo nuevo. Adoro las novedades tecnológicas, los cambios sociales, romper con los modelos establecidos, siempre estoy muy predispuesto a cualquier avance, y rechazo cualquier regreso, para mi cualquier tiempo pasado siempre fué peor, creo firmemente en el progreso como condición natural en el ser humano para seguir estando vivo, la muerte viene en el momento en el que no queremos aceptar lo nuevo y nos aferramos a lo conocido sin dar oportunidades.
Muchas gracias por tu receta, Lola, espero que no sea la última.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

ha sido un placer,gracias por publicarla,y celebro que te gustara..lola

Miguel dijo...

El placer es contar con tu colaboración que espero sea duradera,
muchas gracias.

Nosotras mismas dijo...

Tiene muy buena pinta.

Saludos.