31/8/08

Arroz cortijero



1.- Receta y guiso

En una paila, sarten o paella o como cada cual le quiera llamar, ponemos a dorar la magra de cerdo muy troceadita al igual que la carne de pollo, junto a unos ajos y con un chorrito de aceite de oliva como no podía ser de otra manera. Cuando cojan el color deseado se apartan y reservan para después . En el mejunje que ha quedado en la paila pochamos unas cebolletas con un pimiento verde todo muy picadito y a fuego muy lento, cuando la cebolleta esté casi transparente añadimos el azafrán en la versión que cada uno quiera, yo en este caso lo puse molido, removemos bien y vamos añadiendo poco a poco la carne que teníamos reservada, los guisantes y el pimiento rojo asado hecho tiras, seguimos removiendo y al mismo tiempo vamos añadiendo un par de vasos de caldo de carne, se puede hacer el caldo con una pastilla o dos de concentrado que para esta receta vale perfectamente y no nos complicamos la vida. Cuando la mezcla de ingredientes consuma el caldo echamos el arroz y removemos todo muy bien dándole un leve refritillo al arroz crudo mezclado con el resto de ingredientes, a continuación añadimos caldo a ojo de buen cubero que es la mejor manera de cocinar el arroz bomba, o si queremos una medida podría ser mas o menos el doble de caldo que de arroz. Dejamos que hierva unos diez minutos removiendo unas cuantas veces mientras tanto para que no se pegue mas de lo necesario el arroz a la paila, reducimos el fuego entonces y dejamos reposar hasta que el arroz esté hecho. Servimos inmediatamente y a ponerse moraos que este es un arrocito de muy agradecer cuando se tiene hambre.

2.- Consejos

Hay algunos puristas a los que les parece una aberración mover el arroz después de echarlo a la paila, yo lo hago siempre y el resultado es magnífico, se mezclan todos los sabores y así el grano de arroz tiene mas de donde absorberlos. Con el caldo yo suelo ir añadiendo poco a poco según va chupando el arroz y nunca gasto la misma cantidad (hay días y días), de ahí que no utilice medidas, y al reposar me gusta como lo hace mi amigo Ramón Elorrieta que es apartando la paila del fuego, cubriéndola con papel de periódico humedecido por arriba, queda el arroz muy bien hecho pero con un puntito de caldo y no todo seco, pero en fin eso es al gusto de cada pollopera.

3.- Andaba yo con la mente en mis cosas...

...recordando el día que hice este arroz en el cortijo de los tíos de mi GRAN amigo Francis. Me pidió que les hiciera yo el arroz y además de no poder negarme y hacerlo encantado, sabía lo que pasaría como siempre que allí nos juntamos para echar un rato, y es que acabé haciendo arroz para cuarenta personas niños incluidos, el tamaño de la paila quizás no se advierte bien en la foto pero es de cuartel, hacía un día precioso y lo pasamos de maravilla como siempre. Esto ocurrió en el mes de mayo que es el tiempo que hace que tengo abandonado el blog, he seguido viviendo a pesar de ello porque parece ser que hay quién cree que solo existo para el blog, insisto en que he seguido viviendo con todos los problemas propios de estos tiempos tan jodidos que estamos padeciendo, y añadiendo además un problema sentimental muy grande que por fin está resuelto y me ha tenido bastante secuestrado. Pues bien en todo este tiempo he tenido a mis amigos de siempre a mi lado, pero fué a Francis al que llamé cuando mas desesperado estaba y no dudó ni un instante en dejarlo todo para acudir a mi lado...eso no hay arroz que lo pague.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Miguel! Me alegro de volver a leerte, nos has descuidado por mucho tiempo.
Probaré lo del periodico humedecido, aunque ya miraré como puedo hacerlo.
En cuanto a lo de los problemas personales, seguro que además de ese amigo Francis, podrás contar con muchos más.¿Se te ha ocurrido mirar tu agenda o tus contactos? Pues ahí estamos, y estamos esperando que nos llames para ayudarte, si es que podemos y si es que tu quieres.
Adelante, y lo dicho, me alegro volver a leerte.

Checho dijo...

Me alegra volver a leerte, eso es que todo va bien. Saludos desde el Pirineo Aragonés, pero después de cargar las pilas por el Cabo de Gata, eh...

Miguel dijo...

Muchas gracias anónimo/a ...pero en mi agenda no tengo a nadie que se llame como tu, Francis era la persona adecuada para el motivo concreto, y si, quizás no el único afortunadamente para mi. Gracias de nuevo.

Checho me alegro de saludarte, todo va bien de nuevo, se que has estado por aqui otra vez será que nos veamos, este ha sido para mi un verano algo raro te veré en plenas facultades.
Un abrazo amigo