3/4/10

Arroz de la huerta


1.- Receta y guiso.

Las posibilidades de combinar las verduras depende del gusto del cocinero, del ritmo que marquen los productos de temporada, de la latitud donde se guise o de la situación económica de nuestra nevera...o una mezcla de todas las circunstancias anteriores. Para esta receta he utilizado principalmente un brócoli fresco y sabrosísimo que me han regalado unos buenos vecinos. Primero rehogamos en la paila de barro la cebolla y el pimiento verde muy picaditos con unos ajos, cuando empiecen a cambiar de color añadimos el azafrán molido, laurel, los corazones de alcachofas baby, la zanahoria en taquitos al igual que el pimiento rojo lamuyo y los tallos de brócoli. Les damos a los productos de la huerta unas vueltas de rasera y seguimos rehogando a fuego lento con paciencia y un chatico de vino pal cocinero que siempre ayuda en estos menesteres. Pasada una media hora mas o menos, añadimos el arroz y rehogamos un minuto antes de cubrirlo todo con caldo de verduras, subimos el fuego al máximo y cuando rompa a hervir reducimos hasta dejar un arroz meloso que es como mas me gusta con las verduras, acompañamos de un vino blanco fresquito y a comer.

2.- Consejos.

En esta forma de preparar el arroz con verduras suelo dejarlas ligeramente enteras - o al dente según los italófilos -, pero si preferimos encontrarlas mas tiernas tendremos que añadir un poco de caldo en el momento de rehogarlas antes de incorporar el arroz, eso al gusto de cada cual. Y según la verdura que se utilice hay que tener cuidado en los tiempos de cocción, para adelantar o retrasar el momento de incorporación de cada verdura.

3.- ...andaba yo con la mente en mis cosas...

...y por aquello de la culturilla general me dio por investigar como llegó el arroz a la península ibérica y fue hace 13 siglos, lo trajeron los árabes cuando la invadieron y los primeros cultivos tuvieron su lugar mas esplendoroso en la albufera de Valencia donde se llegaron a recoger hasta 15.000 hectáreas de arrozales y ya en la primera mitad del siglo XX los arroceros valencianos se instalan en las marismas del Guadalquivir en Sevilla donde se concentra la mayor producción de arroz en España en la actualidad. El arrozal valenciano se benefició de la experiencia adquirida por los árabes en el delta del Nilo y algunas zonas pantanosas del Magreb, derivando hasta nuestros días en un cereal que en la dieta mediterránea tiene el papel de protagonista en cientos de guisos diferentes, descubriendo su capacidad innata para adoptar en cada caso sabores y texturas diversos, pudiendo alcanzar puntos de una delizadeza extrema. En casa de mis mayores siempre se consumió mucho arroz, es normal dado el carácter levantino de Almería, pero he comido auténticas y exquisitas paellas valencianas en lugares como Gijón, Donosti o Toledo, y eso que parece menos normal, es un verdadero placer comprobar como la cocina rompe con regionalismos estúpidos y acerca mas a las gentes...aunque yo soy de "allá donde fueres haz lo que vieres".

3 comentarios:

Oscar dijo...

Un arroz delicioso, son miles las maneras en las que lo podemos preparar, gracias por la clase de historia :)
Un saludo.

Miguel dijo...

Gracias a ti Oscar preparanos tu alguno con tus estupendas recetas con café Tico.

Ben dijo...

Hola Miguel, tu blog nos encanta en Club Comida y ha sido elegido como uno de nuestros favoritos esta semana!
http://www.clubcomida.com/recomendados/lo-mejor-de-club-comida-april-30-2010

Saludos!