27/6/10

Indecente

Todos recibimos e-mails de estos que al final te dicen que los reenvíes y jamás lo hago, me resultan curiosos, entretenidos muchos de ellos, algunos realmente graciosos y otros indignantes o simplemente zafios, pero el caso es que me limito a leerlos y mandarlos a la papelera.
Sin embargo yo que presumo de conservar aún alguna conciencia social y en un momento donde la vida pública está alcanzando todas las cotas máximas negativas y dado a que me dedico profesionalmente a vender y no me queda mas remedio que tratar de venderle a administraciones públicas y veo y oigo...lo que veo y oigo!!! , he querido publicar en este humilde blog uno de esos correos con una nota de humor al pié de la entrada, ahí va eso


Ha dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras la inflación es -1%, y tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.
Nos gustaría transmitirle a esta "Sra. Vicepresidenta" y a todos los políticos, lo que consideramos indecente :


INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes.


INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.


INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).


INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.


INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.


INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)


INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.


INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)


INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.


INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorias, sino que no se lo bajen.


INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.


INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.


Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula.
¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.



3 comentarios:

Gloria dijo...

Yo también borro las cadenas, pero esta reflexión se merece ser leida
por veraz y coherente.
A ver si se enteran,que no nos chupamos el dedo.
Un beso.

Mª Dolores A. dijo...

Unos apuntes geniales, has hecho bien en publicarlos. Un saludo.

Miguel dijo...

Yo también creo haber hecho bien, gracias Mª Dolores
Pues quizas ese sea uno de los problemas Gloria que piensan que sí nos lo chupamos por eso lo publico para que por lo menos en este foro y con toda la humildad podamos gritar