4/6/11

Patatas en ajopollo con sabor marino


El Ajopollo es un aliño que aparece por primera vez con el nombre de "Ajo de Pollo" en un libro de recetas del siglo XVIII, "El Cocinero Religioso", escrito por un monje aragonés llamado Antonio Salsete (buen nombre para un cocinero) y era usado para aderezar carnes, pescados y verduras indistintamente. Existen con este nombre un buen número de potajes y aliños repartidos por toda la geografía española, tantos como variedades del mismo y casi siempre asociados a guisos con patatas, pero yo voy a hablaros del que se hacía en casa de mis mayores en la Almería de mi alma, que va con pescado, la pintarroja es excelente para este plato...pero a falta de ella unos buenos filetes de gallo también valen.

Vamos a necesitar:
Patatas
Laurel
Pimienta en grano
Azafrán molido
Perejil molido
Gallo
Almejas
Gambas
Un chatico de Jerez
Y una porción generosa de Ajoblanco

Primero se hace el ajoblanco que lo podéis ver pinchando aquí.
Seguido, ponemos a cocer en agua buena las papas cortadas a cascos con el azafrán, sal y laurel al gusto de cada cual, y granos de pimienta negra a voluntad.


En una sartén grandota (un wok va de maravilla) con una lágrima de aceite del bueno ponemos los filetes de gallo troceados previamente y a fuego muy lento...sin prisa...con cadencia...con saudade ........zzzzzzzz


Añadimos el jerez y cuando el bicho este a medio cocer ponemos las gambas y las almejas y dejamos que abran estas últimas.


Entonces ponemos en la sartén junto con el pescao las patatas ya cocidas con un par de cucharones del caldo resultante de su cocción y el ajoblanco, removemos bien hasta que se mezcle todo quedando una sopa espesa...


...rectificamos de sal si procede, espolvoreamos con el perejil y a servir acompañado de un vinito blanco o rosado bien fresquitos.



Un plato muy sencillo de elaborar, agradecido como pocos al paladar y muy recomendable para comer caliente en verano.

9 comentarios:

Graciela "Aromas de Mamá" dijo...

Mmm, Miguel siempre deleitándonos con estas preparaciones, que nos haces desear tanto poder probar con este tiempo fresquito que hace por aquí...un plato sencillo pero de lujo. Cariños

lola dijo...

ciertamente hay un montón de recetas con este nombre, las patatas en ajopollo de mi madre son distintas, no llevan pescada, me anoto tu receta que se ve deliciosa


¡¡besos¡¡

orquidea59 dijo...

Se te echaba de menos, Miguel.
Este plato tiene que estar para chuparse los dedos, con el ajo blanco incorporado. Riquísimo.
Besos

Sara dijo...

Muy buenas querido amigo, pedazo de platito que te has marcado hoy, me encanta. Nosotros somos de comer algún plato caliente también en verano, tomo nota de esto, vaya que si.

Un besote muy fuerte para los dos.
Me alegro muchísimo cuando te leo.

Loladealmeria dijo...

Miguel, menos mal que te acuerdas de mi ¡¡¡, porque a mi el trabajo me ocupa mucho tiempo, jajjaaa.
Vi a Elena el otro día cuando regresábamos del trabajo, y monte una cola de coches....., jajjaaa ¡¡¡¡
Me encantan las patatas en ajopollo, que no se quien le puso el nombre porque siempre he esperado que apareciera el susodicho pollo jjjj¡¡¡.
Estas marineras también me gustará, así que la próxima me llamas que me apunto.
bsss para los dos desde la tu ya sabes donde.

No te olvides que el lunes salimos con una entrada de apoyo al pepino de Almeria, da igual lo que saques siempre que sea nuestro pepino. ASi que vete y comprate unos cuantos.
mas bssssss

Trini Altea dijo...

Miguel que bien cuidas a Helena que buenos guisos le preparas.
Un beso y otro para Helena

Mary dijo...

Miguel me ha gustado esta receta que me apunto para mi casa y me gusta mucho el apunte de cultura gastronómica, muchísimas gracias, tu blog me hace crecer, por eso me gusta

SACERDOTISADEISIS dijo...

Miguel,

Me he quedado muerta con tu guisote. ¡Qué barbaridad! ¡Qué cosa más rica! Me lo llevo corriendo a mi lista de pendientes porque ha sido un flechazo a primera vista. Creo recordar que el año pasado hice un guiso de pollo al ajopollo y no estaba malo pero no creo que le llegue a este ejopollo ni a las suelas del zapato. Me ha encatado.

Un besito,

Sacer

prestiti personali dijo...

Muy bonita la introducciòn a esta receta ,es bueno siempre saber los origenes de estas(al menos a los que nos gusta la cocina lo consideramos interesante).Felicitaciones por tu excelente blog que bien vale la pena visitar.Maria